ROTULACIÓN Y GRAFISMO PARA STANDS

Para comunicar la imagen de una marca, su storytelling, promocionar sus productos e innovaciones, o incluso para llamar y seducir la mirada de los visitantes a ferias, el grafismo empleado es fundamental y merece un capítulo aparte.

Las herramientas tecnológicas nos permiten realizar impresiones digitales sobre diferentes soportes (pvc, foam, tela, lona,…) y el control numérico de corte por computadora nos permite cortar y fresar rotulaciones  en diferentes materiales (madera, metacrilato, metales…).

Estas son algunas de las principales opciones que encontraremos en gráficas de stands:

Vinilos de corte sobre paramentos de carpintería pintada, cristal o metacrilato. Son ideales para logotipos de tintas planas que se puedan reproducir mediante este sistema, así como composiciones y tramas que no incluyan imágenes fotográficas.

Vinilo impreso. Cuando las características de coloración y degradados no permiten realizarlo en vinilos de corte, el vinilo auto adhesivo impreso es la solución, que además permitirá su troquelado para ajustarse al contorno del gráfico en cuestión.

Vinilo laminado. Cuando es en el suelo donde queremos plasmar la creatividad gráfica se utiliza esta variante, que básicamente emplea una lámina incolora de PVC de protección para que al ser pisado el grafismo no se degrade, y sea fácilmente limpiado en caso de que se vea afectado por la  suciedad.

Lona Impresa. Una forma de utilizar gráfica de gran formato de la manera más económica es realizando una impresión digital en este soporte, generalmente de pvc. Pueden servir para cubrir grandes espacios en los paramentos del stand o para ser colgadas de un truss en máxima altura.

Lona Backlite. Si el grafismo debe ser retroiluminado desde una caja de luz, este es el material que soportará la impresión. Es un tipo de lona especial traslúcida que proporcionará una visión más espectacular y homogéneamente iluminada de la gráfica.

Impresión digital sobre foam. Para impresiones digitales de buena calidad integradas en la decoración del stand, que permite desde formatos de tamaño moderado hasta planchas de 300×200 cm

Metacrilato serigrafiado/grabado. Cuando se quiere marcar la diferencia con pequeños detalles de calidad esta es una opción que sin duda proporcionará sensaciones premium. Cuando se combina con iluminación LED, los cantos del material así como los grabados, se mostrarán luminiscentes.

Rotulación corpórea. Se puede realizar en diferentes materiales y grosores para pintar (tablero de madera de  19mm , pvc de 10 mm – 30 mm, de poliespan 50 – 500 mm). También de pueden realizar con materiales metálicos, en planchas de varios milímetros troqueladas, o corpóreas huecas. Se usa sobre todo aluminio, latón, acero, dibond… también se pueden realizar de metacrilato y combinadas con los anteriores así como con efectos de luz (frontal, laterales, halo de luz…). Otra opción con retroiluminación es el neonflex.

A continuación algunos consejos para preparar gráficas de gran formato:

– Para materiales gráficos que incluyan fotografías, es decir, información en pixeles, hay que preservar una buena resolución pues al imprimir digitalmente en tamaños que van a tener dimensiones de incluso varios metros se podría observar una imagen defectuosa, poco nítida o con extraños artefactos visuales. Para los formatos más grandes no se debería reducir de 150 – 120 ppp en tamaño real.

– Cuando no se puede trabajar a tamaño real, bien por el peso del archivo, o porque la aplicación gráfica no lo sostiene, entonces conviene trabajar a escala, por ejemplo a 1:10 y con la resolución proporcionada para que al pasar a tamaño real no se sufra pérdida de calidad.

– Separar al menos 5 cm todos los textos del borde visible de la gráfica, no del borde de corte.

– Tamaño mínimo de los textos 2 cm a tamaño real.

– Generar un documento final preferentemente en un archivo vectorial (.pdf, .eps, .ai) o cuando se trate de imagen gráfica en .jpg  o  .tiff

– Trabajar en un perfil de color CMYK o AdobeRGB(1998).

share:

error: Content is protected !!